Nutrición renal

Nutrición renal

Dieta para los riñones

Vamos a hablar de nutrición renal, pero antes recordemos que una de las complicaciones más comunes en los pacientes con diabetes es el daño en los riñones. Esto sucede cuando se tiene una glucosa elevada por tiempo muy prolongado. Cuando la estructura del riñón se ve afectada, comienzan a filtrarse y excretarse nutrimentos como  proteínas, sales y minerales a través de la orina.

Aquellos pacientes con daño renal necesitan llevar una dieta especial con el fin de prevenir futuras complicaciones y/o evitar una progresión acelerada de dicha falla.

¿Para qué sirven los riñones?

  • Eliminan las sutancias que el cuerpo no necesita
  • Absorben calcio
  • Producen eritropoyetina (sangre)
  • Regulan del equilibrio ácido-base (pH)
  • Llevan el balance hidroelectrolítico (agua-minerales)

¿Cómo se si tengo daño en los riñones?

Desechar glucosa y proteína a través de la orina son indicadores de que los riñones están sufriendo algún tipo de daño. Entre los marcadores de excelencia para medir qué tan bien está funcionando los riñones, se encuentra la tasa de filtrado glomerular, cuyos valores generalmente oscilan entre 90-120 ml/min.

Los laboratorios específicos los indica el especialista, así como la interpretación de los mismos y el diagnóstico.

¿Qué comer si tengo daño en los riñones?

Las recomendaciones de nutrición renal varían dependiendo del estadio de falla renal en el que el paciente se encuentre, así como de si éste se encuentra en terapia de diálisis o hemodiálisis.

En la enfermedad renal crónica sin terapia de diálisis es imprescindible reducir considerablemente:

  • La proteína: Se encuentra principalmente en alimentos de origen animal (pescado, pollo, huevo, queso), lácteos, leguminosas (garbanzo, frijol, habas) y en menor medida, presente en nueces, semillas, cereales y
  • El potasio: Este debe restringirse siempre y cuando los niveles de potasio en sangre estén elevados. Las principales fuentes de potasio son: kiwi, melón, champiñones, leguminosas, espinacas, tubérculos,
  • El fósforo: Su restricción es igual que la del potasio. Las principales fuentes de este mineral son: Leguminosas, lácteos, papa, camote, pescado con alto contenido de grasa y algunos
  • El sodio: Es necesario restringir su consumo que se encuentra en la sal de mesa, embutidos, galletas, productos de panificación y aquellos alimentos tales como aderezos, sopas instantáneas, productos con conservadores,

¿Qué otras medidas se deben tomar en cuenta para el manejo de enfermedad renal?

  • Monitorizar los niveles de glucosa y de presión arterial
  • En fases avanzadas de enfermedad renal crónica, reducir la ingestión de líquidos de cualquier tipo (la ingestión de líquidos deberá ser prescrita por un nutriólogo o médico)
  • En caso de encontrarse en terapia de diálisis/hemodiálisis, el consumo de proteína deberá incrementarse, y la ingestión de líquidos deberá reducirse aún más

Si bien se brindan todas estas recomendaciones generales, es importante llevar un tratamiento de la mano de expertos (nutriólogos y médicos) para el diseño de la intervención más adecuada de acuerdo a cada caso específico.

Nutrición renal
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *